Blog

De azul y blanco se visten las calles y casas del Pueblo Mágico de Pátzcuaro, Michoacán, cada 8 de diciembre para celebrar a la Virgen de la Salud.

Cada año, la Virgen es visitada por cientos de fieles creyentes que arriban de diferentes partes de México y del mundo para venerarla, pedirle o, en algunos casos, pagar sus mandas.

Durante esta fiesta, los asistentes ven el recorrido de la Virgen en las principales arterias de este municipio michoacano, donde por toda la calle Iturbe los artesanos realizan un tapete de aserrín para que la Virgen haga su entrada a la Plaza Vasco de Quiroga.

La Virgen de la Salud, hecha a base de pasta de caña de maíz, fue realizada hace más de 400 años por indígenas bajo instrucciones de Don Vasco de Quiroga.

Si usted visita este pueblo michoacano durante noviembre, verá todos los domingos en las calles a las tradicionales mojigangas. Y es que estas figuras gigantes de cartón anuncian la gran fiesta de la Virgen de la Salud de Pátzcuaro durante todo el mes, por lo que se pasean por Pátzcuaro y bailan con singulares movimientos al ritmo de la música de una orquesta de cuerdas para contagiar a la gente del espíritu religioso y festivo que se aproxima; y el día de la celebración estas figuras entran al templo de la Basílica de Nuestra Señora de la Salud a bailar en honor a la Virgen.

La mojiganga es un espectáculo originario de la boxiganga del siglo 17 con elementos de la cultura autóctona y del teatro medieval, el cual fue traído de España a México por los sacerdotes católicos. Este show es un medio de expresión popular, que manifiesta alegría y, a la vez, críticas, en el que se utilizan figuras irónicas, así como también ridículas, que contienen un mensaje dirigido al Gobierno, grupos, entre otros. Actualmente, estos personajes son representativos en las fiestas populares en Michoacán, especialmente en la región de Pátzcuaro.

Este Pueblo Mágico es uno de los destinos clásicos del estado, ya que al estar a las faldas de una montaña hace de sus paisajes y lago una combinación perfecta con la arquitectura del lugar, además de ser un destino conocido por la calidez de su gente y sus mercados llenos de color, perfecto para visitar con toda la familia.

Visite Pátzcuaro en sus próximas vacaciones y conozca más sobre las tradiciones que este pueblo mexicano tiene para usted. Y qué mejor que hospedarse en Best Western Plus Posada de Don Vasco, pues sus cómodas habitaciones son el lugar perfecto para descansar después de conocer los atractivos turísticos de este municipio michoacano.

Foto: Radiomejor